¿Eres tú un Barfly o lo soy yo?

Ha pasado muchisimo tiempo ya, o quizá no tanto. Debería preguntárselo al viejo del espejo. No se mucho mas de lo que sabia entonces, cada vez se me olvidan mas las cosas, la cabeza se me va. Cuando empezamos aun no teníamos teléfono móvil ¿o si? no me acuerdo. Creo que teníamos el local a las afueras de la ciudad pero puede que estuviera en pleno centro, allí donde está el molino de la Feria. Ya digo, la cabeza se me va. Recuerdo, eso si, que eramos tres y que cada uno llevábamos una motillo, que ninguna corría mucho, tampoco teníamos prisa ni muchos sitios a los que ir. Pero, déjame pensar, es posible que fuéramos a toda velocidad, que nos saltasemos algún semáforo, si, es posible, solo estoy tratando de recordar.

Todo empezó en un bar, de eso estoy seguro, seguro que no era un parque, ni una calle cualquiera. Era un bar que aun hoy es testigo de mi mala memoria, “El Cromo”, si eso es, “El Cromo”. Oscar sigue sujetando la vela de ese buen lugar. ¿pero por dónde iba? Ah sí, por donde empezó todo, todo lo que ya llevaba años en marcha. Que extraño ¿no?.

Llevaría un año o quizá unos cuantos mas viviendo en Albacete. ¿que donde estuve antes?…Pues en Madrid, ah si Madrid, allí donde todo lo gané y todo lo perdí. Querido Madríd. Dejó de matarme hace tiempo, aunque haya días que aun muero, al menos ya no pierdo el metro. Pues con estos tipos de los que estoy tratando de escribir algo decente, montamos una banda ¿o fue un circo? me vienen a la click here mente fieras nerviosas en sus jaulas y algún que otro clown. No se, se me amontonan los recuerdos, parece que ha pasado mas mundo del que soy consciente.

Es posible que estemos oxidados o sean las canciones las que estén enrobinadas como bicicletas abandonadas en un corral. La de cuestas que bajaron, la de ostias nos dimos con ellas – ¿Con las canciones? si con las canciones, quizá mas que con las bicicletas. Pero que bien lo pasamos aprendiendo a caer. Es posible que no haya recuperación posible, que no volvamos a correr como aquellos veranos, pero el hecho es que vamos quitar las hierbas de entre los hierros y tratar de recuperar la maquinaria que tanto equilibrio nos proporcionó. Será como tratar de compensar todas las caídas y realizar la penúltima pirueta, cambiando el verso para decir “como en los nuevos tiempos” pues, ¿qué más podemos pedir si aun seguimos aquí?

 

Así que esta es la foto. Un amigo decide salir por la puerta de atrás ¿o ha sido por la de alante?. Tendría que pensarlo, el caso es que lo hizo a su manera, ¿verdad Virgilio? y ahora sus amigos nos vamos a juntar en una sala para tocar canciones. El caso es que a él, a parte de los Sufin, Quique Gonzalez y Jorge Drexler, entre otros muchos, también le gustaban los Barfly. Y si Virgilio dice que es de dia es de dia.

Es por esto que hoy Carlos, Chevi y yo estamos hoy mirando las bicis que dejamos, hace años, a la intemperie en el corral, preguntándonos ¿Eres tú un Barfly o lo soy yo?