Aprenderé a estar callado..día de la poesía.

La muerte me enseñará a estar callado.

Dejaré mi sombrero con calma y me quitaré el abrigo,

acariciaré al gato, que camina descalzo, como quisiera hacerlo yo.

 

El pasillo es tan largo como la luz que entra por las ventanas.

Mi traje es negro, mi sonrisa está en otro lugar..

Olvidé quien está vivo y quien aun muerto.

Con la muerte aprenderé a estar callado.

 

Fui inmigrante y pasajero, también tuve una casa,

Alguien me prestó sus alas y volé… y cruce alguna nube,

Nube de tormenta. Volví de click here noche y me fui al atardecer.

Quise creer pero no pude, puse mi fe en la guantera.

fueron mil caminos

a lo largo y ancho de la piel.

 

Quise creer pero no pude.

Finalmente aprenderé a estar callado.

Escribiré mi biografía hasta el último día,

La imaginación, al recordar, hablará de los que están por venir.

Los que ya llevamos aquí un tiempo somos dueños de una carga,

entre sueños y arrepentimientos.

Dolerán los huesos y se anunciará la muerte que, finalmente,

me enseñará a estar callado.

 

Fotografía: Emilio Fernández